Cuatro pasos para pasar de la intención a la acción

clip_image002

Muchos de nosotros sabemos lo que queremos, soñamos con lo que queremos, pero desgraciadamente no hacemos nada para conseguirlo. Comenzamos el año con nuestras intenciones de ir al gimnasio, mejorar en el trabajo, estudiar idiomas, etc., pero pasan los días y esas intenciones no se convierten en nada más.

La clave está en la motivación, en concretar esas intenciones en acciones y poner en marcha cuatro acciones tal y como Gabriele Oettingen expone en su libro Rethinking Positive Thinking. EL acrónimo de esas acciones en ingles es WOOP, en español sería:

1. Desear (wish)

2. Resultado (Outcome)

3. Obstáculo (Obstacle)

4. Plan (Plan)

En la siguiente gráfica se puede ver el resultado de dos grupos en la aplicación práctica de su deseo de hacer más ejercicio. Cómo podemos apreciar las que aplicaron el método lo hicieron mucho mejor.

clip_image004

Analicemos los pasos de la ecuación:

1º Desear (pero va más allá)

Todo el proceso comienza con desear algo, pero si nos quedemos en este paso no conseguiremos nada. La actitud positiva es fundamental puesto que un actitud negativa haría que ni siquiera diéramos el primer paso. Tenemos que tener cuidado con las fantasías, nuestro cerebro emocional no sabe diferenciar entre fantasía y realidad (PNL). Los resultados de investigaciones indican que una de las razones por las que la fantasías positivas predicen bajo rendimiento es que estas no generan motivación para realizar el futuro deseado. Estos resultados contradicen ideas como las defendidas en el libro “el secreto”. Es fundamental tener una buena actitud pero quedarnos en la ensoñación de lo que deseamos es condenarnos al fracaso.

2º Visualicemos un resultados específico

Oettingen nos dice en su obra que si deseamos que nuestros deseos cristalicen debemos ser específicos. La técnica SMART de fijación de objetivos (específicos, medibles, alcanzables, realistas y limitados en el tiempo) es aplicable en este contexto.

3º Imaginemos los obstáculos

Debemos pensar detenidamente en todo aquello que nos puede impedir el logro de los resultados. Los estudios arrojan dos tipos de resultados que en una primera aproximación pueden parecer paradójicos. Algunas personas al establecer los posibles obstáculos se sienten más motivados, pero otras no. El resultado es que las que se sintieron desmotivadas habían establecido objetivos poco realistas (ver gráfica)

clip_image006

4º Hacer un Plan

El cuestionamiento de nuestros deseos nos conduce a idear la forma de proceder en el mundo real. El cuestionamiento nos ayuda a construir planes, y los planes nos ayudan a ser más productivos, combatir el estrés (puesto que reducen la incertidumbre) e incluso a sentirnos más felices. Los resultados de las investigaciones indican que el planteamiento estilo “si ocurre X entonces hare Y” son los que arrojan mejores resultados.

1. Deseo: ¿Qué sueñas de lograr en el futuro?

2. Resultado: Sea específico. ¿Cómo será ese resultado?

3. Obstáculos: ¿Qué hay en el camino?

4. Plan de: Cuando llegue ese obstáculo ¿qué vas a hacer al respecto? “Si ____ sucede, entonces lo haré _____.”

¿Podemos ver cómo esto lleva más allá de los simples sueños y nos pone en el camino de conseguir lo que queremos?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competencias, Crecimiento, Inteligencia Emocional, Psicología Positiva y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuatro pasos para pasar de la intención a la acción

  1. Pingback: Para ir de la intención a la acción - atusaludenlinea.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s