Reinventarse. Abriendo nuevos caminos (parte 6)

Aprender a perdonarse

Para que surja lo posible es preciso intentar una y otra vez lo imposibleHermann Hesse

¿Pero la gran pregunta es por qué no es tan difícil cambiar? Nuestra forma de reaccionar se creó en el pasado para protegernos del dolor y cubrir nuestros deseos. Estas reacciones se enquistaron en nuestra personalidad de forma que redes neuronales de respuesta conectan nuestros pensamientos, sentimientos e incluso patrones de respuesta fisiológicos y corporales.

Muchos de los daños que hemos causado a los demás y a nosotros mismos anidan en nuestra memoria como constelaciones de sucesos anidados con sensaciones, emociones, experiencias y vivencias. La Terapia Gestalt basa gran parte de su metodología en traer a la conciencia del momento presente esos momentos del pasado pero para solucionarlos en el ahora, para darnos cuenta “awareness”

El futuro tampoco está exento de esos patrones, puesto que las soluciones, los miedos, que aplicamos a las situaciones que prevemos, están sesgados por esas heridas del pasado.

Tenga muy presente que entre cualquier hecho que ocurra y su respuesta emocional estará siempre su forma de evaluar esa situación. Más importante que hacer interpretaciones aparentemente lógicas es hacer interpretaciones que nos ayuden en vez de anularnos

Las lecciones necesarias

Algunas cosas no se comprenden aprehendiéndolas sino dejando que nos aprehendan Madre Teresa de Calculta

El ser humano ante las frustraciones, las contrariedades tiene, tenemos la tendencia de buscar un “chivo expiatorio”, buscar en el exterior aquello que explique la razón de nuestras desgracias. El problema de esta actitud es que nos desentendemos de la responsabilidad de cambiar lo que está en nuestra mano, lo que depende de nosotros, que es donde siempre está la solución. Debemos aceptar nuestra responsabilidad en aquello que nos sucede. Aceptar no resignarnos.

La aceptación impulsa a la acción a la toma de responsabilidad, a ser uno plenamente consciente de que sí que es capaz de dar una respuesta a lo sucedido

Stephen Covey en su Best seller, Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva, habla de dos círculos el de influencia y el de preocupación, y concluye con razón que solamente podemos actuar sobre nuestro círculo de influencia. Esta forma de actuar permite a medio y a largo plazo que ampliemos nuestro círculo de influencia y ambos estén más cercanos. (ver figura)

Frente  a la resignación, están la aceptación y el agradecimiento. Tal vez porque ni la aceptación ni el agradecimiento parecen razonables es por lo que nos permiten acceder a lo que tampoco parece posible

De la oscuridad a la luz

No entréis en el sistema para ver si funciona, porque si estáis en el sistema no podéis estar fuera de él”. Bárbara Kent

Los muros que crea nuestra mente son más sólidos que los muros de piedra que separaban a Edmundo Dantes de su libertad, no dice el Dr. Puig. Creemos que las decisiones racionales son las que guían nuestras vidas como buenos herederos de la ilustración, pero lo cierto es que tomamos las decisiones de forma emocional o intuitiva y sólo posteriormente racionalizamos nuestra decisión. No nos guiamos en nuestras vidas mediante la brújula de la lógica, sino más bien bajo el timón de nuestros automatismos desarrollados desde muy temprana edad.

La palabra emoción deriva etimológicamente del término emoción viene del latín “emotĭo”, que significa “movimiento o impulso”, “aquello que te mueve hacia”. Por eso actuamos en la mayoría de las ocasiones base a esas informaciones que durante tiempo han sido consideradas al igual que la intuición de categoría inferior a la sacrosanta razón. En múltiples ocasiones por la rapidez con que tenemos que tomar las decisiones, la falta de información, la complejidad de los posibles agentes causales que intervienen, etc., las emociones o la intuición son mejores guías que la razón.

El problema de las emociones es que reacciones como la ira, el resentimiento, el deseo de venganza, la frustración, la desesperanza, la ansiedad o la angustia, cuando se mantienen en el tiempo y dejan de ser emociones, para convertirse en estados de ánimo producen efectos muy adversos, sobre nuestro sistema inmune, nuestro cuerpo, nuestra motivación, nuestra capacidad de aprender, de comprender.

¿Cuál es la opción entonces? La opción es espiritual, está en un plano más allá de de lo emocional e intelectual, un plano en el que somos, pero que hemos olvidado. Para ello el Dr. Puig nos explica debemos atravesar una serie de niveles:

No reaccionar negativamente ante las emociones a un nivel mental, es decir no reforzar el círculo vicioso emoción – pensamiento – emoción, para no quedarnos anclados en ningún estado de ánimo. Localizar y extirpar por tanto esos automatismos que nos mantienen anclados. Como dice Jorge Bucay, no somos responsables de las emociones que tenemos, pero si lo somos de lo que hacemos con ellas.

2º  Aceptar lo negativo que nos pasa como una lección que nos permita crecer.

Tener paciencia, perseverancia en el convencimiento de que detrás de nuestra mente existe otra realidad.

Centrar nuestra atención (puesto que es la llave de nuestra conciencia) de que detrás de nuestros automatismo, de nuestras heridas emocionales, de nuestras miserias, miedo, existe una “esencia” que es lo que realmente somos y compartimos con todos los seres humanos, que es admirable y única.

5º  Abrirnos a nuestra unión con el universos y con el resto de seres.

Vivimos en una sociedad que nos ha educado desde un paradigma mercantilista derivada de la sociedad industrial en el que somos en base a lo que “hacemos”, para luego “poseer” y ganarnos el derecho a “ser”. Debemos por lo contrario, si queremos dar significado a nuestra existencia y encontrar esa añorada felicidad, descubrir nuestro “ser”, para luego “hacer” en consecuencia y de esta forma “tener” una vida plena, con significado en sí misma.

Cuando trabajemos para actuar en base no a nuestras emociones sino a nuestras elecciones, es cuando actuamos en libertad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en reinventarse. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s