Radiografía del “espíritu emprendedor”

En su libro “Ha llegado la hora de montar tu empresa” sobre emprendedores, Alejandro Suárez hace una definición de “espíritu emprendedor”:

En el mundo empresarial actual se define con él término “emprendedores” al conjunto de personas capaces de encarar el desafío de crear nuevas empresas, servicios y proyectos para superar su situación y creen, tanto personal como social, emocional y económicamente.

En el diccionario de la Real Academia Española: (Del lat. In, en y prendere, coger). Acometer y comenzar una obra un negocio, un empeño, especialmente si encierra dificultad y peligro.

Ferra Adría nos cuenta en este vídeo la historia de El Bulli un restaurante enclavado en una pequeña cala de Roses (Girona) que se convirtió con el tiempo en referente mundial de la gastronomía de vanguardia.

Otra aproximación al concepto “espíritu emprendedor”, tomaremos la de definición que de emprendedor hace la Unión Europea

“Impulsando las actitudes y capacidades emprendedoras se beneficia la sociedad incluso más allá de la aplicación de éstas a nuevas iniciativas empresariales. En un sentido amplio el espíritu empresarial se debería considerar una actitud general que puede resultar útil en todas las actividades laborales y en la vida cotidiana.

Por tanto entre los objetivos de la educación estará el fomentar en los jóvenes las cualidades personales que constituyen la base del espíritu empresarial, a saber la creatividad, la iniciativa, la responsabilidad, la capacidad de afrontar riesgos y la independencia. Este tipo de iniciativas ya se puede impulsar desde la enseñanza primaria” (UE, 2006)

Las Competencias en este marco ensalzadas por la Unión Europea en concordancia con la OCDE en DeSeCo, 2003, hace la siguiente definición y selección de Competencias.

¿Por qué son tan importantes las competencias hoy en día? LA OCDE responde: La globalización y la modernización están creando un mundo cada vez más diverso e interconectado. Para comprender y funcionar bien en este mundo, los individuos necesitan, por ejemplo, dominar las tecnologías cambiantes y comprender enormes cantidades de información disponible. También enfrentan desafíos colectivos como sociedades, – tales como el balance entre el crecimiento económico y la sostenibilidad ambiental, y la prosperidad con la equidad social. En estos contextos, las competencias que los individuos necesitan satisfacer para alcanzar sus metas se han ido haciendo más complejas, requiriendo de un mayor dominio de ciertas destrezas definidas estrechamente.

Desde el ministerio de Educación de la OCDE se apunta: “El desarrollo sostenible y la cohesión social dependen críticamente de las competencias de toda nuestra población, con competencias que se entiende cubren el conocimiento, las destrezas, las actitudes y los valores

su proyecto DeSeCo, hacen de este espíritu un concepto con las siguientes características y ámbitos:

Concepto amplio: Emprendimiento como capacidad definitoria del sujeto autónomo y capaz de actuar en su vida en términos de proyecto

Concepto contextualizado:

  • Emprendimiento aplicado en  tres ámbitos o contextos:
    • Desarrollo personal
    • Desarrollo empresarial
    • Desarrollo ciudadano
  • 3 Emprendedores
    • Empresarios/as emprendedores
    • Estudiantes emprendedores
    • Empleados emprendedores

El concepto de “Competencia” desde el ámbito de la gestión de recursos humanos y la psicología, fue planteado inicialmente por David McClelland en 1973, como una reacción ante la insatisfacción con las medidas tradicionales utilizadas para predecir el rendimiento en el trabajo:

“Los tests académicos de aptitud tradicionales y los tests de conocimientos, al igual que las notas escolares y las credenciales: 1. No predicen el rendimiento en pruebas o el éxito en la vida. 2. A menudo están sesgados en contra de las minorías, las mujeres, y las personas de los niveles socioeconómicos más bajos” (McClelland, 1973)

Ante esta realidad definió “Competencias”, como las variables  que permitía una mejor predicción del rendimiento laboral. Encontró que para predecir con mayor eficiencia, era necesario estudiar directamente a las personas en el trabajo, contrastando las características de quienes son particularmente exitosos, con las características de quienes son solamente promedio. Por ello, las Competencias están ligadas a una forma de evaluar aquello que “realmente causa un rendimiento superior en el trabajo”, en este caso que competencias básicas configuran eso que se denomina el “espíritu emprendedor” y lo conduce con una mayor probabilidad al éxito empresarial.

Para ejemplificar  en que se traduce este constructo de las competencias en el ámbito laboral, a continuación se adjunta el cuadro con el Diccionario de Competencias de Hay McBer, (Spencer y Spencer, 1993). En esta table las Competencias se agrupan en clusters, es decir, categorías que muestran relativa homogeneidad.

Resumen de las Competencias de Hay Mcber.

CLÚSTER COMPETENCIAS
I.  Logro y Acción
  1. Orientación al Logro
  2. Preocupación por Orden, Calidad y Precisión
  3. Iniciativa
  4. Búsqueda de Información.
II. Apoyo y Servicio Humano
  1. Comprensión Interpersonal
  2. Orientación al Servicio al Cliente
III. Impacto e Influencia
  1. Impacto e Influencia
  2. Conciencia Organizacional
  3. Establecimiento de Relaciones
IV. Gerencia
  1. Desarrollo de Otros
  2. Asertividad y Uso del Poder Posicional
  3. Trabajo en Equipo y Cooperación
  4. Liderazgo de Equipo
V. Cognitivo
  1. Pensamiento Analítico
  2. Pensamiento Conceptual
  3. Pericia (Expertice)
VI. Efectividad Personal
  1. Autocontrol
  2. Autoconfianza
  3. Flexibilidad
  4. Compromiso Organizacional

Pero la pregunta desde un enfoque del “espíritu emprendedor”, es cuales son las competencias básicas que debe tener la persona emprendedora. A continuación vamos a definir dichas competencias desde nuestro punto de vista:

I.- Clúster Logro y servicio

Iniciativa/autonomía

Tomar decisiones rápidamente y emitir juicios, visualizando los cambios como oportunidades de mejora en los procesos. Defender, argumentando razonadamente, las propias decisiones cuando son puestas en duda. Mostrar confianza en el éxito de las acciones y planes que propone tomando la responsabilidad de los resultados.

  • Mostrar confianza en sí mismo cuando justifica y defiende una decisión que ha tomado.
  • Tomar decisiones para afrontar situaciones que no admiten demora
  • Movilizar y motivar a las personas necesarias para ejecutar la estrategia elegida
  • Emprender estrategias que permitan adelantarse a las fluctuaciones futuras del mercado y generar nuevas oportunidades

Orientación al cliente

Implica el esfuerzo de ayudar a los demás demostrando interés, sensibilidad, agilidad y eficacia ante la resolución de las necesidades y demandas planteadas.  Significa satisfacer las necesidades de los clientes, esforzarse por conocer sus problemas. Integraríamos en el concepto de cliente tanto al externo como al interno.

  • Buscar información sobre las verdaderas necesidades aunque no sean explícitas, adecuando los productos o servicios a estas necesidades.
  • Formarse una propia idea de los problemas y necesidades del usuario y basarse en ello para realizar recomendaciones, implicándose en los procesos de toma de decisiones del usuario.
  • Mantener una comunicación permanente con el usuario para conocer sus necesidades y su nivel de satisfacción. Ofrecer un servicio grato y amigable. Realizar esfuerzos concretos para dar valor añadido al usuario.
  • Responder a las preguntas, quejas o problemas que el usuario plantea y mantenerle informado. Responsabilizarse personalmente de subsanar sin excusas y con prontitud los problemas del usuario

II.- Clúster Autogestión

Resistencia a la tensión

Mantener la estabilidad emocional y el nivel de eficacia y eficiencia en situaciones de presión, oposición, desacuerdo y de dificultades o fracasos, liberando la tensión de una manera aceptable para los demás. Conservar la calma en situaciones de urgencia o presión. Ser capaz de dar respuestas adecuadas en situaciones estresantes

  • Mantener un criterio, o una decisión, a pesar de las presiones existentes, a no ser que existan razones que justifiquen el cambio.
  • Mantener un enfoque lógico y controlado en situaciones problemáticas o conflictivas que exigen una acción rápida y precisa.
  • Persistir en las determinaciones pese a las dificultades que el contexto pueda ofrecer.
  • No implicarse emocionalmente en situaciones conflictivas. Permanecer amable y tranquilo cuando los demás expresan desacuerdo u oposición ante las propias ideas u opiniones.

Flexibilidad

Modificar los objetivos o acciones para responder con rapidez a los cambios de la organización o  de prioridad de las tareas, realizando los cambios oportunos en los procesos ante los nuevos retos o necesidades. Adaptarse fácilmente a actividades y responsabilidades cambiantes.

  • Continuar siendo efectivo cuando las actividades y prioridades cambian con rapidez o cuando las interrupciones y distracciones son frecuentes.
  • Controlar situaciones en las que diversas personas o circunstancias exigen cosas diferentes simultáneamente. Ser funcionalmente polivalente. Con espíritu emprendedor  promueve cambios para adaptarse al mercado
  • Manejar eficaz y eficientemente situaciones nuevas o poco habituales con un breve plazo para prepararlas, planteándose dichas situaciones como un reto personal.
  • Realizar una amplia variedad de actividades con eficacia (dirigidas a alcanzar los objetivos) y eficiencia (forma de conseguir los objetivos).

Integridad

La integridad es la capacidad de actuar en consonancia con lo que se dice o se considera importante. Es actuar conforme a las normas éticas y sociales en las actividades relacionadas con el trabajo sin mentir ni engañar; no ocultando información relevante. Incluye comunicar las intenciones, ideas y sentimientos abierta y directamente y estar dispuesto a actuar con honestidad incluso en negociaciones difíciles con agentes externos.

  • Implica ser claro y sincero con los demás
  • Actuar en consonancia con lo que se dice y cumplir los compromisos adquiridos
  • Ser respetuoso
  • Seguir las normas deontológicas de las prpofesión o las buenas prácticas mercantiles del sector.

 

III.- Clúster Influencia e impacto

Comunicación

La competencia comunicativa es el conjunto de habilidades que posibilita la participación apropiada en contextos específicos. Es la capacidad de escuchar, hacer preguntas, expresar conceptos e ideas de forma efectiva, exponer aspectos positivos, la habilidad de saber cuándo y a quién preguntar para llevar adelante un propósito.

Esta habilidad se relaciona con la capacidad básica para expresar pensamientos o contenidos internos de manera comprensible para el interlocutor. Entraña generar y mantener un flujo de comunicación adecuado entre los miembros del grupo, utilizando los distintos canales que en cada caso se requieran y favorecer el establecimiento de relaciones mutuamente beneficiosas.

Significa algunos aspectos concretos:

  • Utilizar de forma adecuada la comunicación no verbal en todas sus facetas
  • Preparar, organizar y destacar la información esencial
  • Existen otras competencias implicadas en la comunicación como relación interpersonal, asertividad, empatía, retroalimentación.
  • Saber escuchar y dar feedback al interlocutor y realizar una escucha activa

Negociación

Identificar las posiciones propias y ajenas en una negociación, alcanzando acuerdos satisfactorios para ambas parte. Logara compromisos duraderos que sean beneficiosos para ambas partes utilizando una posición negociadora de ganar-ganar. Implica identificar las necesidades propias y las de la otra parte.

  • Identificar las ventajas que ambas partes pueden obtener de la negociación, así como los inconvenientes que se derivarían de una solución no negociada al conflicto.
  • Obtener o cerrar acuerdos que satisfagan las propias necesidades y sean aceptables por la otra parte influyendo en las posiciones del interlocutor
  • Ponerse en lugar de la otra parte y tratar de anticipar sus necesidades y expectativas en la negociación.
  • Preparar borradores, documentación, etc. antes del desarrollo de una negociación.
  • Resistir las presiones de la otra parte defendiendo los intereses y/o de sus representados.
  • Valorar, lo más objetivamente posible, los efectos de las posiciones adoptadas por ambas partes sobre el desarrollo de la negociación.

Empatía

Empatía implica saber entender a los demás. Es la habilidad para escuchar, entender correctamente los pensamientos, sentimientos o preocupaciones de los demás a pesar de que éstos no se expresen verbalmente o se expresen parcialmente. Esta competencia mide la creciente complejidad y profundidad que supone entender a los demás. También puede incluir la sensibilidad intercultural.

  • Comprende los sentimientos y los pensamientos  que los provocan
  • Es receptivo a la información o estados de ánimo que los demás le trasmiten
  • Es capaz de situarse en el lugar del otro comprendiendo sus emociones, razonamientos e ideas
  • Puede prever las actitudes y conductas que los estados de ánimo de los demás provocan en situaciones diversas.

IV.- Clúster Cognitivo

Solución de problemas

Estudiar los problemas identificando sus aspectos  más relevantes y sus causas para elegir las soluciones de mayor calidad en el plazo temporal fijado. Determinar las causas objetivas un problema.  Establecer cómo la causa de un problema da lugar  a un resultado determinado. Estudiar racionalmente las ventajas e inconvenientes de las distintas soluciones posibles  a un problema.

  • Descomponer los problemas en sus componentes básicos. Ofrecer diversas opciones y alternativas a un problema, y definiendo la secuencia de actividades a ejecutar.
  • Realizar el seguimiento de las soluciones adoptadas para los problemas.
  • Relacionar distintas informaciones entre sí, de forma que sean fáciles de entender.
  • Simplificar las informaciones para explicar, de forma sencilla, lo sucedido.
  • Tener en cuenta cualquier factor  que pudiera dar lugar a futuros problemas, antes de adoptar una solución para el actual.

Creatividad/Innovación

Creatividad es la capacidad que permite identificar, plantear y resolver problemas de forma relevante y divergente. Es la habilidad de establecer relaciones de conocimiento distintas, realizar nuevas preguntas y dar respuestas originales. Innovación es la ejecución práctica de dicho proceso creativo, estableciendo y eligiendo los medios que lo harán posible.

  • Identificar entre acontecimientos de diferente naturaleza o ámbito y aparentemente no conectados, las relaciones, similitudes, diferenciase implicaciones de los mismos.
  • Capacidad de identificar los puntos clave de situaciones complejas que no están claramente conectadas
  • Aplica en la resolución de problemas la creatividad y la innovación como respuesta.
  • Simplifica las situaciones complejas de forma que se vea de forma clara que es lo sustancial del problema.

 

V.- Clúster Gestión de equipo

Desarrollo del equipo

Implica un esfuerzo constante por mejorar la formación y desarrollo de los demás a partir de un apropiado análisis de sus necesidades y de aquellas que requiere o demanda la organización.  Animar y motivar a los demás después de un contratiempo. Comunicarles las evoluciones negativas de su rendimiento sin desacreditarlo personalmente. Dedicar tiempo para explicar cómo realizar los trabajos. Dar instrucciones y ofrecer sugerencias. Facilitar el aprendizaje de los demás, facilitando situaciones apropiadas de experimentación, observación y extracción de conclusiones.

  • Explicar el significado y el por qué las cosas se hacen de una manera determinada. Asegurarse de que los demás han comprendido sus explicaciones (hacer preguntas, observar…)
  • Hacer comentarios positivos sobre las capacidades o el potencial de los demás.
  •  Identificar necesidades de desarrollo y formación.   Proporcionar información clara a sus colaboradores para que sepan que están haciendo bien y qué es lo que no se adapta a lo esperado.
  • Tomar medidas apropiadas para fomentar el aprendizaje y el desarrollo de las personas. Hacer que éstas lleguen a la solución de los problemas en lugar de darles una simple respuesta.

Dirección de personas

Dirección de personas implica la intención de hacer que los demás actúen según nuestros objetivos, utilizando adecuadamente y correctamente el poder personal o la autoridad que la posición nos confiere. Incluye el “decir lo que los demás deben hacer”. El estilo varía según lo requieren las circunstancias o las personas, desde firme y directivo hasta exigente o incluso amenazador. El hecho de intentar razonar, persuadir y convencer a los demás para que hagan algo es Impacto e influencia, no Dirección de personas.

.

  • Es capaz de asumir la autoridad y responsabilidad sobre los resultados de las personas que trabajan en su equipo
  • Establece con claridad estrategias, objetivos, directrices y es capaz de programar y priorizar las mismas
  • Establece estándares de trabajo y resultados, exigiendo un alto rendimiento, calidad y desempeño
  • Delegación de tareas adaptado al nivel de madurez de los miembros del equipo, estableciendo una actitud de coach para elevar los niveles de desempeño.

 

Liderazgo

Orientar la acción del equipo  de personas teniendo en cuenta  los valores y objetivos de la empresa, trasmitiendo seguridad, entusiasmo y fomentando la participación para alcanzar la visión empresarial. Logra la adhesión de los miembros del equipo e integrando sus opiniones y consiguiendo movilizar todas sus energías.

  • Convencer a los demás relacionando las ideas y acciones propias con las necesidades e intereses de ellos., movilizando y comprometiéndoles con la consecución de los objetivos.
  • Coordinar el trabajo de grupos de compañeros.
  • Dar instrucciones a otros y delegar la realización de las actividades.
  • Hacerse responsable del trabajo de su equipo y del éxito o fracaso del mismo, apoya y protege a su equipo
  • Lograr e influir en los demás utilizando la forma eficaz hechos e informaciones.
  • Motivar a los compañeros hacia la realización de una actividad determinada.
  • Supervisar la realización de cada una de las actividades que forman parte del trabajo del equipo.

De todas las competencias, opinamos qué la del liderazgo es la más necesaria en los tiempos de cambio (crisis), que actualmente vivimos. Se dice que en tiempos de bonanza, de crecimiento social y mercantil hacen falta buenos gestores con amplias capacidades de management, pero en tiempos turbulentos como los actuales necesitamos líderes transformacionales de los negocios e inclusive de la sociedad.

En lo referente a las competencias de los líderes el post de Javier Megias, destaca una serie de características de los líderes actuales que necesitamos:

  1. Adaptabilidad
  2. Persecución de la burocracia
  3. Social y colaborativo
  4. Menos  jerárquico
  5. Sin miedo al fracaso
  6. Vértices de la pirámide
  7. Orientado al largo plazo
  8. Íntegro y socialmente responsable
  9. De mente abierta creativo e innovador
  10. Realista y enfocados

Por último y para despedirnos te dejamos un enlace para que realices un autodiagnóstico emprendedor.

JOaquin Fernandez

Joaquín Fernández de Pradilla Arrien

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competencias, Competencias 2.0., Cultura empresarial, Liderazgo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s