Crisis y mindfulness. La competencia de la atención plena

En la era que actualmente estamos atravesando el cambio de paradigma se irradia a la economía con la crisis del canon industrial, a la política con la caída generalizada de confianza y por último en las relaciones sociales, donde nos encontramos con una sensación de pérdida de esperanza y ansiedad cada vez más generalizada.

Mindfulness-Meditation-Freshness-Of-Experience-300x300

Toda crisis supone un cambio, y todo cambio supone una resistencia de nuestros patrones conductuales, afectivos y cognitivos que se aferran compulsivamente a patrones de respuesta ya obsoletos. En palabras  de Peter Senge, La gente no se resiste al Cambio, se resisten a ser Cambiadas.  La decisión de a que parte de esta dicotomía nos acojamos decidirá nuestras oportunidades de superarla y en cierta manera el resultados de nuestros esfuerzos. En situaciones como las actuales debemos aferrarnos a nuestra brújula interior, debemos analizar mediante técnicas de eneacoaching, dónde estamos, dónde queremos llegar y por supuesto realizar un DAFO personal que nos permita potenciar nuestras fortalezas, minimizar nuestras debilidades, analizar las oportunidades y contrarrestar las amenazas del entorno.

Una competencia básica que debemos aprehender es  el mindfulness, competencia que nos permitirá estabilizarnos emocionalmente y tomar decisiones desde una perspectiva mucho menos sesgada, estrecha y repetitiva que la que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida familiar, escolar, laboral y social.

Mindfulness es una competencia que es susceptible como todas ellas de ser aprendida mediante la práctica. El objetivo primigenio del mindfulness es el alivio del sufrimiento que está asociado a nuestra condición humana. La práctica de mindfulness nos permite ser conscientes de nuestras cogniciones, emociones, es decir de aquello que ocurre en nuestro mundo interior, con el objetivo de poder distanciarnos de ellos, es decir no identificarnos con ellos.  Este distanciamiento nos permite cambiar la forma en que vivimos e interpretamos nuestra vida y el modo en que nos relacionamos con los demás, o con los sucesos externos.

Mindfulness-MindMap

Mindfulness se ha descrito como una conciencia centrada en el presente, no elaborativa y no enjuiciadora, en la cual cada pensamiento, sentimiento o sensación que surgen en el campo atencional es reconocido y aceptado tal como es. La clave está en la “atención plena” que es una de las traducciones de mindfulness. No en vano afirmó Williams James (1950) que el desarrollo de la atención sería “la educación por excelencia”.

La resiliencia es potenciada por la práctica del mindfulness, y en tiempos de cambio, en un contexto de crisis es aconsejable desarrollar estas competencias.

La meditación no es sinónimo de mindflunesss, pero es posible utilizar la meditación para potenciar el aprendizaje de dicha competencia.

En este artículo nos centraremos en algunas de las diferentes técnicas y escuelas de meditación:

1. La meditación trascendental difundida en occidente por Maharishi Mahesh Yogi.

La meditación trascendental consiste de forma esquemática en ir al origen del pensamiento y aislarlo, se trata de descubrir el origen de la conciencia, conectar con lo más profundo de nuestro ser. Cuando sintonizamos con la esencia de todo, nuestras  percepciones y sensaciones se vuelven más puras. La meditación trascendental es un método de meditación que, según la organización Meditación Trascendental, se pueden utilizar en la búsqueda de la salud y la vitalidad.

2. La meditación Vipassana,  awareness,  insight meditation o meditación mindfulness.

Podríamos traducir la palabra vipassana es algo así como “ver las cosas tal y como son”. Esta meditación implica una observación profunda de las sensaciones que invaden nuestro cuerpo. Mediante esta observación pura se llega a la comprensión absoluta de cómo cada sensación, percepción y pensamiento puede conducirnos al sufrimiento mental o a una alegría plena.

La práctica de mindfulness comienza con la práctica de la concentración. El objetivo principal de mindfulness es aquietar nuestra mente que continuamente se ve arrastrada por un incesante bombardeo de pensamientos, emociones, etc. Para lograrlo se entrena a la mente a centrarse e un sólo estímulo  que generalmente es la propia respiración.

3. Meditación zen.

La meditación Zen, tiene su origen en la evolución del budismo influenciado en China por el taoísmo y que posteriormente se estableció en Japón. El momento presente cobra mucha relevancia en este estado de paz mental y se práctica el  centrarse en el aquí y ahora. Todos los pensamientos del futuro y del pasado se dejan pasar sin que atrapen nuestra atención ya que de lo contrario no se alcanzaría el estado de atención plena.

Algunos de los estudiosos de la meditación han considerado como meditación mindfulness,  a algunas escuelas de budismo tibetano. Lo cierto es que solo algunas de las prácticas de estas escuelas tibetanas se pueden clasificarse como mindfulness. Existen en estas escuelas algunos procedimientos que utilizan imágenes mentales complejas u objetos visuales externos que no se podrían clasificar como mindfulhness.

4. Meditación con Mantras.

Se busca acallar la conciencia mediante el empleo de un determinado tipo de sonidos (los mantras), los cuales tienen un efecto neutralizador para los pensamientos negativos.

5. La meditación Taoista (Qi Gong)

Este tipo de meditación se centra en promover una mejor salud y utiliza la respiración como punto fuerte. Es una técnica de meditación que  mejora la atención y que centra la conciencia en un solo punto.

Más allá del tipo concreto de meditación, la meditación en psicología ha estado ligada al desarrollo de las técnicas de control fisiológico: la relajación y el biofeedback. La meditación ha sido un procedimiento clásico en la desensibilización sistemática y el afrontamiento del estrés o en el tratamiento de diversos trastornos psicofisiológicos.

Mindfulness representa un modo especial de ver, un modo especial de observarnos a nosotros y al mundo que nos rodea. La atención plena tiene como objetivo el centrarse en el momento presente de forma activa y reflexiva. Una opción por vivir lo que acontece en el momento actual, el aquí y el ahora, frente al vivir en la irrealidad, el soñar despierto.

Mindfulness implica ver el proceso por el cual nos identificamos con nuestros pensamientos, emociones, sensaciones y estas no dominan; practicar mindfulness es generar un espacio entre los estímulos y las respuestas sean estos externos o internos,  creando entre ambos un espacio para responder más apropiadamente, más creativamente, y con mayor libertad.

“Prestar atención de manera particular, como propósito  en el momento presente y sin juicios mentales”.
Jon Kabat Zinn

“Mindfulness es mantener viva la consciencia en la realidad presente”.
Thich Nhat Hanh

“Estar frente a la desnuda realidad de la experiencia, observando cada evento como si estuviera ocurriendo por primera vez”
Daniel Góleman

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competencias, Competencias 2.0., Gestión del cambio, Meditación, Mindfulness y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crisis y mindfulness. La competencia de la atención plena

  1. Pingback: Andy Puddicombe: Basta con 10 minutos de conciencia | joaquinfpradilla

  2. Pingback: Jon Kabat-Zinn: Mindfulness y salud | joaquinfpradilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s